EL ESTILISMO DE… LA BODA ENTRE JAMES MATTHEWS Y PIPPA MIDDLETON

                                                Pippa-Middleton-boda

La temporada de bodas ha empezado con fuerza este año; a la espera de las que están programadas en España, vamos a fijarnos en un enlace internacional de alcurnia, la boda entre James Matthews y la hermana de la Duquesa de Cambridge, la archiconocida Pippa Middleton.

Es cierto que el estilismo de las islas británicas suele diferir muy mucho del continental, pero no lo es menos que la elegancia de cualquier acto protocolario en el que intervenga siquiera tangencialmente la Casa Real británica, como es el caso de esta boda, nos deja siempre imágenes icónicas y modelos a seguir de la alta sociedad inglesa.

No queremos caer en la presunción de recomendar ninguno de ellos,simplemente les presentamos los que más nos han llamado la atención; ahora son ustedes las que eligen los detalles que más les gusten.

                                       boda_pippa_9700_640x439

Y éste es el caso; no vamos a fijarnos en el vestido de la novia, sino en cómo iban vestidas sus invitadas, fueran ellas famosas en España o completamente desconocidas. Nos importa más hacernos una imagen general, de grupo, más que el estilo de una persona determinada. Y así vamos a comenzar con algo tan típicamente británico como un grupo de nobles escoceses en traje de gala; los cuadros en los pantalones, que en este caso han sustituido a la clásica falda o “kilt” no són sólo una elección estética, son el emblema de una familia; es bien sabido que cada familia escocesa perteneciente a la nobleza, cada clan para decirlo con su propia terminología, tiene un cuadro especial, único, que identifica a los miembros de dicha familia ante todos los asistentes. Pero no nos interesan tanto ellos como ellas; si los hombres van por obligación uniformados con el chaqué, las mujeres parecen también coincidir en las líneas básicas de su estilismo: pelo suelto bajo un llamativo sombrero, complemento casi imprescindible entre la alta sociedad británica, vestido liso en tonos pastel por encima de la rodilla y levita o chaqueta larga en tono hueso sin cuello.

                                                   57367753d840e812678e2fc6fbc49229

Un poco más tradicional, pero en el mismo estilo que las anteriores, se presentó Donna Air, novia de James Middleton. Un sombrero menos aparatoso, y un vestido en tono claro con manga larga y falda midi. En este caso el pelo luce recogido bajo el sombrero y se completa la imagen con una cartera de mano en tono rosa pastel, siempre los tonos pastel en esta boda. La acompañante, en contraste con el gusto dominante, eligió un tono azul marino, muy poco visto, y un tocado en el pelo en lugar del sombrero. De cualquier forma, muy pocas melenas luciendo en todo su esplendor pudimos ver en la ceremonia; siempre había algún elemento que constreñía su movimiento y dotaba al conjunto del vestuario de armonía.

                                                       450_1000

Vamos con la madre de la novia, Carole Middleton. En tan gran ocasión optó como casi todos los invitados por un tono pastel, en este caso el rosa; no se vieron en esta boda colores estridentes, azulones, fucsias,… atención a la tendencia, aunque es cierto que en España somos más aficionados a la heterodoxia y a los colores vivos. En este caso Carole viste una levita o abrigo que ignoramos si ocultaba debajo otro vestido pero la lógica nos dice que no debería ser así. Resaltamos por tanto la importancia que en esta boda han tenido las levitas o chaquetas largas, que hasta la madre de la novia vistió una como prenda única o al menos principal.

                                    eugenia-york-jack-brooksban-a

Por último, como nota suelta, vamos a comentar el vestido de la Princesa Eugenia de York. Fue de las pocas que no eligieron el tono pastel, optando por un azul azfata que quería ser un escote palabra de honor pero finalmente fue retocado para cubrir someramente los hombros con dos tirantes gruesos. Destacamos el dorado a juego de la cartera de mano con el sombrero, especialmente discreto para los que se pudieron ver en la ceremonia y ¡cómo no! los originales calcetines a rayas de su acompañante, un detalle sólo al alcance de genios del estilismo tipo Emilio Aragón en su versión española.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.